El Otoño Cultural Iberoamericano renace en Córdoba

Por Jaime de Vicente Núñez
Director del OCIb

El Otoño Cultural Iberoamericano (OCIb) nació en el 2008 en Huelva (Andalucía, España), precisamente en el entorno de los lugares colombinos, en los que Cristóbal Colón dio forma al arriesgado proyecto de un viaje que iba a abrir un nuevo y trascendente capítulo de la historia de la humanidad.

Se trata, por consiguiente, de un lugar idóneo para servir de foco inspirador para una serie de actividades culturales cuyo principal objetivo es estrechar los vínculos entre los ciudadanos de la Comunidad Iberoamericana de naciones.

Desde su nacimiento hasta hoy, gracias a la entusiasta colaboración de muchas personas y entidades que comparten las mismas ideas, el OCIb se ha desarrollado hasta convertirse en una convocatoria de cultura de calidad, probablemente la de mayor duración y más diversificada de cuántas tienen lugar en el mundo con temática latinoamericana.

Efectivamente, en diversas ciudades de Andalucía y también en otros lugares de España, las manifestaciones de las artes plásticas, la literatura, la música y la danza, las tradiciones, el cine y el teatro, así como eventos académicos, jornadas, congresos, han contribuido a aproximar al público español a lo mejor de la cultura iberoamericana.

Desde su décima edición en 2018, el puente de cultura que es el OCIb ha empezado a transitarse en ambas direcciones, empezando a programar algunas de sus actividades en los países de la orilla oeste del Atlántico. Merece destacar la presentación en marzo de 2019, en el Congreso Internacional de la Lengua Española que se celebró en Córdoba (Argentina), y luego en Mendoza, del proyecto de publicación de cuatro ediciones bilingües de Platero y yo, la universalmente famosa obra del Premio Nobel Juan Ramón Jiménez, que combinan el español con el quechua, el guaraní, el náhuatl y el aimara.

La relación del OCIb con creadores de Córdoba viene siendo especialmente intensa, habiendo dado lugar a exposiciones de pintura y de fotografía, obras poéticas y de narrativa, música tradicional y moderna, cine, ponencias en simposios.

De esta satisfactoria relación se ha derivado, podríamos decir que, de forma natural, el proyecto de establecer una alianza estable con el Grupo de Comunicación CorPrens, que es también animada por instituciones públicas, como la Municipalidad de Villa Carlos Paz y el gobierno de la Provincia de Córdoba.

El primer fruto de esta colaboración, que nace con vocación de continuidad, es un ciclo de actividades culturales, que se celebrarán en el segundo trimestre de 2020 enriqueciendo y prolongando la convocatoria del OCIb en España.

Confiamos en que este Otoño Cultural Iberoamericano en Córdoba va a significar un acercamiento importante de nuestras respectivas culturas, tan afines y tan diversas, haciendo realidad la frase, que nos gusta repetir de que “Solo un océano nos separa: todo lo demás nos une”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tal vez también te guste