Los misterios de Playas de Oro

Por Claudio Gustavo Ahumada.

Transitar por la Avenida Cárcano hacia el sur es un paseo urbano que tiene sus recovecos. Se va despidiendo de la ciudad y aparece el macizo de Los Gigantes en el horizonte. Sin embargo, a la altura de la calle Madrid, hay como una sensación que inclina el giro hacia la derecha, hacia el río San Antonio y después de bajar unos 150 metros, se llega al puente Eduardo Terzi.

Su nombre se debe al ex dirigente radical que ocupó cargos legislativos, fue convencional constituyente de la Provincia y perteneció a la familia de urbanizadores de ese sector de Villa Carlos Paz.

El puente Terzi es casi el portal del balneario Playas de Oro, nombre que tiene el barrio ubicado tras el cruce del rio. Pero, antes de cruzar el puente a la izquierda se aprecia un Algarrobo centenario que posee como huésped una curiosa planta cactácea.

Luego, en la otra orilla, la rotonda que da la bienvenida posee una singular referencia a uno de los peces que pueblan el rio, conocidos vulgarmente como Viejas del Agua cuya boca se adhiere a modo de ventosa en las piedras y consumen como alimento las algas del rio, a su vez contribuyen a que las aguas se vean mas cristalinas sin ser ningún riesgo hacía los ocasionales bañistas.

Estos misterios de Playas de Oro, balneario muy codiciado por las familias en los últimos años, se mantienen desapercibidos en el paso cotidiano de los lugareños y de los turistas. (Fuente: www.eldiariodecarlospaz.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tal vez también te guste